errores del maquillaje

Si estás en un momento de tu vida donde ya el maquillaje ha dejado de ser una pasión, y consideras que es una necesidad para ocultar signos de la edad (arrugas) ¡Es mejor que sigas leyendo esto!

Es una realidad que no hay forma de evitar el paso del tiempo, pero al menos, hay maneras de lograr que se oculten o que no sean lo primero que miran las personas cuando se centran en tu rostro. Te daremos algunas soluciones de maquillaje que seguro agradecerás.

Recurre al puente de la hidratación.

Esto es fundamental. Si irás a una fiesta o un evento importante, recurre a la hidratación del rostro toda la semana. Una vez te llegue el día esperado, verás que el maquillaje se va adherir de mejor manera a tu piel.

Buen uso de la base.

No hay buen maquillaje sin una buena base. Busca muy bien la que necesitas, y aunque no debes abusar de ella, coloca la base en los puntos más vulnerables y luego ve difuminando a lo largo de todo el rostro.

Uso del corrector de ojeras (para las arrugas)

En ocasiones, por querer tapar arrugas o marcas del rostro, se aplican demasiado. El secreto está en aplicarlo debajo del ojo sin tocar el párpado inferior. Para extender hazlo con pequeños toques sin arrastrar el material.

Uso de polvo (que no realce arrugas)

Este producto llega un momento en el que ya no se necesita. El polvo puede marcar tus ojeras de una manera incómoda. Si te ves bien, es mejor que no lo uses.

Recurrir a los labiales.

Los labiales se van modificando conforme va pasando la edad. Ese labial que es tu favorito en tu juventud, no necesariamente es el que más te atraiga cuando tienes los 30 o 40 años. Debes recurrir a tonos que logren favorecer tu piel, sin que sean extravagantes.

Las arrugas son parte fundamental de la vida, pero aprender a vivir con ellas nos harán sentirnos de una manera más tranquila y cómoda.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.