Rutina para Cuidar Nuestro Rostro: Primera Parte

Nosotras las mujeres siempre queremos estar bellas y, sin lugar a dudas, el maquillaje es el aliado número uno a este fin.

Pero, si queremos sacarle el mayo partido posible a nuestro maquillaje será esencial que no tengamos alguna mancha, una piel cansada o una de esas ojeras terribles.

Debemos tener muy en cuenta que si queremos estar radiante todos los días y en todo momento, es imprescindible que cuidemos nuestra piel de manera diaria. No lograremos los mejores resultados si sólo preparamos nuestra piel en el minuto antes del maquillaje o solo para esa ocasión donde queremos vernos como una estrella.

En este articulo, te informaremos sobre una  rutina diaria para cuidar nuestro rostro que te asegurará tener la piel impecable y, además, te permitirá estar preparada para maquillarte en cualquier momento. En otro articulo (Segunda Parte) te contaremos algunas rutinas semanales, mensuales o, incluso, algunas con un lapso de tiempo un poquito mayor para cuidar nuestra piel.

Este artículo constituye la primera parte de una serie de 2 artículos; Asegúrate de estar pendiente del próximo. Recuerda suscribirte para recibir las notificaciones de cualquier contenido nuevo sobre maquillaje y belleza.

Antes de describirte esta rutina diaria para cuidar nuestro rostro, ten presente que la alimentación juega un papel importantísimo en este tema y que contribuirá a potenciar tu belleza. Si te estás interesada en conocer más sobre esto visita nuestro articulo que menciona alimentos para tener una piel radiante.

Rutina diaria para cuidar nuestro rostro

Deberás establecer una rutina la cual estará conformada por algunas actividades que se convertirán en hábitos, y que si bien, puede resultar trabajoso, te garantizamos que los resultados serán grandiosos.

La rutina diaria para cuidar nuestro rostro consiste en 3 pasos esenciales: Limpieza, tonificar e hidratar.

1. Limpieza

Puede consistir en 3 pasos:

  1. Desmaquillar
  2. Limpiar;
  3. y Exfoliar.

Deben ejecutarse en este orden, y fíjate que indicamos “puede”, porque dependerá de si has usado maquillaje y si te toca exfoliar ese día. Esto significa que, en ocasiones, este paso consistirá solo en la limpieza.

  • Desmaquillar

Para tu ritual de belleza completo debes hacer desaparecer el maquillaje de tu rostro, los desmaquillantes actúan en profundidad eliminando, obviamente, el maquillaje y todo tipo de suciedad en tu cutis; no suelen ser agresivos.

La forma de usarlos dependerá de la presentación que uses, si es líquida por ejemplo, solo tienes que verter una pequeña cantidad sobre un algodón, que pasarás con suavidad por la zona que quieras desmaquillar..

Te recomendamos usar toallitas desmaquillantes y que no olvides nunca usarlas antes de irte a la cama a dormir.

Busca unas toallitas que no te dejen la piel grasa, que sea para ojos y labios y, si es posible, con karité, para que te aporte sensación de piel nutrida.

  • Limpieza

La limpieza de la piel, sobre todo la de la cara, es imprescindible para que tenga el , prevendrá el envejecimiento prematuro de la piel, así como la aparición de problemas como manchas, puntos negros o granitos. Además, ayudará a que los poros se encuentren más cerrados, lo que dará un aspecto más liso de la piel.

Realiza la limpieza por la mañana, nada más levantarte, y por la noche antes de ir a la cama, tanto para eliminar impurezas y maquillaje, como para retirar el exceso de sebo, en el caso de las pieles grasas.

Utiliza el producto que más te guste, según tu tipo de piel: agua micelar, jabón, aceite, leche desmaquilladora o geles.

Para empezar, masajea profundamente tu cutis con movimientos circulares para que el producto penetre en profundidad, acabando con todo tipo de suciedad e impurezas. Insiste en las zonas más propensas a tener puntos negros como la Zona T (nariz, frente y mentón), evitando el contorno de ojos. Después, únicamente tienes que aclarar el rostro lavándote con agua templada.

A continuación, seca tu cutis utilizando una toalla. Se recomienda dar pequeños toquecitos con ella para no irritar la piel arrastrándola sobre el cutis. No tengas prisa, siempre es mejor hacerlo de manera lenta, tomándote unos segundos, para así lograr un mejor resultado.

  • Exfoliar

La exfoliación de la cara es un tratamiento muy importante para tener una piel sana y, por tanto, que luzca suave y bonita.

Realizar una exfoliación periódica en tu piel le va aportar una luminosidad extra para estar guapa así como un tacto suave. Aunque deberías realizar esta exfoliación en todo el cuerpo, la piel de tu rostro requiere una especial atención, ya que sufre de las agresiones externas a diario como polución y estrés.

Por ser un tratamiento semanal, en la segunda parte de esta serie profundizamos sobre este punto. Lo que queremos es que entiendas que la exfoliación forma parte esencial de la limpieza del rostro.

2. Tonifica

Debes saber que el tónico facial es un tratamiento fundamental para el bienestar de tu rostro, aunque es verdad que es de los productos a los que menos importancia se le da en la higiene facial.

colocar el tónico debe ser parte esencial de la rutina diaria para cuidar nuestro rostro, ya que contribuye a restablecer el pH del rostro después de haber sido sometido a una limpieza.

Además de refrescar, hidratar y restablecer el pH de la piel, el tónico facial cierra los poros y ayuda a equilibrar y preparar la piel para su posterior tratamiento. ¡También rejuvenece y revitaliza los tejidos!

Este producto se emplea después de la limpieza facial, justo antes de la crema que utilices para tratar tu piel, ya sea grasa, mixta o seca. Eso sí, antes de aplicar la crema debes esperar a que se seque para beneficiarte de todas sus propiedades regeneradoras y nutritivas.

Utilízalo empleando pequeños toquecitos sobre la piel, alternándolo con movimientos circulares para que circule mejor la sangre en esta zona. Otra manera es aplicarlo como una bruma si viniese en formato spray.

También puedes aplicar el tónico facial con las manos ejerciendo presión con las palmas, sin frotar, simplemente apoyándolas suavemente para que penetre en profundidad.

¡Si empleas los tónicos faciales en tus rutinas de belleza, notarás tu rostro más suave e hidratado!

3. Hidrata

Mantener una piel suave al tacto y con un aspecto joven y fresco es uno de los objetivos principales de nuestra rutina diaria para cuidar nuestro rostro. La razón es muy clara, previene y retrasa la aparición de escamas, arrugas y manchas prematuras.

Recuerda que la piel funciona como barrera. De hecho, protege tu cuerpo de todas las amenazas del exterior.  Por esta razón la hidratación de la piel es esencial, no solo por razones estéticas, sino porque mientras más sana y fuerte mantengas tu piel, mejor te protegerá  y menos enfermedades cogerás.

Aplica tu crema dándote pequeños masajes circulares con tus dedos, así activarás la circulación y relajarás tu rostro.

Aplicando esta rutina diaria para cuidar nuestro rostro podrás darte una idea exacta de lo que significa una piel perfecta para aplicar el maquillaje. Es importante que nos esforcemos en nuestra rutina para una piel hermosa y así, poder aplicar un maquillaje glamuroso y hermoso.

Como has podido apreciar, en esta primera parte, te hemos descrito la rutina diaria (día y noche) que debes llevar a cabo para tener un cutis perfecto.

En la segunda parte te explicaremos los pasos que debes realizar semanalmente, mensualmente o dentro de un tiempito mas largo; y te daremos recomendaciones a seguir que contribuirán a un rostro perfecto que siempre estará listo para recibir el maquillaje.