Máscara para Pestaña: Los Peores Errores

Para un buen maquillaje es indispensable utilizar máscara de pestañas, de eso no tenemos duda, ¿cierto?

El objetivo principal de las máscaras de pestañas es resaltar las pestañas. Sea alargándolas, separándolas y otorgando volumen el rímel se utiliza como paso último en el maquillaje de ojos, luego de la sombra y del delineador.

Teniendo el dato de que la vida de tus pestañas es de aproximadamente 5 meses y que la utilización del rímel ayuda a protegerlas, hace que valga la pena que la uses de manera diaria y sepas usarlas de tal manera que resalte al máximo tu belleza.

Para este objetivo te presento los peores errores que puedes cometer con el rímel:

  • Usar el tubo del envase para quitar el exceso de máscara para pestañas:

Esto yo lo hacía antes. Si limpiamos el exceso de rímel con el tubo del envase esta irá dejando restos que se secaran y acumularan muchas bacterias.

  • Aplicar mucho rímel en las puntas:

Si tienes las pestañas muy rectas y aplicas mucho rímel en la punta estas pesarán y se caerán. Lo mejor es aplicar en la raíz y dejar menos cantidad en la punta.

  • No determinar tu tipo de ojo:

Esto es básico. Si tienes los ojos juntos aplica más rímel en la parte exterior; si tienes los ojos separados aplica más rímel en la parte interior.

  • No contemplar las ojeras oscuras:

Aplicar rímel en la parte de abajo sin tener cuidado de manchar, junto a unas ojeras muy oscuras es fatal. Con un bastoncito podéis limpiar las manchas que queden y evitar que queden sombras.

  • No usar un enchinador:

El rizador hace magia por las pestañas; si quieres que estas luzcan más larga y curvas es indispensable.

  • Usar un enchinador después de aplicar el rímel:

Cuidado con esto, el rizador debes usarlo antes de la máscara.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.