Usar polvos sol en invierno ¿Cómo lograrlo?

El efecto bronceado en invierno es posible gracias a los polvos sol. Este producto puede ser un aliado para lucir un efecto agradable en el rostro, sin embargo, si no se sabe elegir el tono adecuado y si no se aplica de manera correcta, puede llegar a convertirse en un grave error.

Usar polvos sol en invierno ¿Cómo lograrlo?

Queda claro que, para evitar no pasarse con los polvos de sol, hay que elegir el tono adecuado, la intensidad correcta y el acabado según cada tipo de piel. Cuando nos aplicamos los polvos de sol como único elemento, es prudente elegir el producto que quede como ese primer toque de sol. Es decir, que la intensidad sea la más baja de acuerdo a nuestro subtono de piel.

Cuando decidimos colocarnos una base de maquillaje, esta debe ser de tono natural, de manera que ayude a camuflarse en el tono real de la piel. Cuando es el turno de elegir el color y el acabado, es necesario tener en cuenta que, si la piel es blanca, lo recomendable son los polvos satinados ultraligeros. Generalmente, para este tipo de piel los tonos ligeramente rosados y melocotón, son los apropiados.

Pero cuando se trata de polvos sol para pieles oscuras, debemos elegir los de acabado mate o irisados. También, los tonos ocres y dorados.

Aplicar los polvos sol sin base de maquillaje

Los polvos de sol en invierno deben aplicarse para imitar ese primer toque de sol primaveral. Este efecto tiene que proporcionar luz y un aspecto sano, más no se puede hacer un enfoque en el color. Para aplicar los polvos sol contamos con la técnica “W”.

La técnica W es más acertada cuando no se usa base de maquillaje y para ello requiere el uso de la brocha correcta. En este caso el procedimiento es el siguiente:

  • El trazo inicia por la sien, a la altura del ojo, y se dibuja una curva descendente que termina por debajo del pómulo.
  • Se asciende hasta el entrecejo y se repite en el otro lado del rostro.
  • Antes de finalizar, se difumina recorriendo los trazos originales, usando la brocha con movimientos circulares.

Aplicar con base de maquillaje

La técnica para aplicar polvos sol con base de maquillaje es la “3”, es la alternativa del método “W”. En este caso se produce un efecto bronceado que aligera las facciones. Para aplicar este método, hay que realizar lo siguiente:

  • Trazar con la brocha un tres desde la frente, a la altura de la raíz del pelo, que continúa por debajo del pómulo y se lleva hasta el mentón. Se repite en el otro lado de la cara.
  • Difuminar los trazos de manera circular.
  • Se termina dibujando un triángulo en el cuello, con vértice bajo el mentón. La finalidad es estilizar y alargar.

Para concluir, aplica un toque adicional de polvos sol en el puente de la nariz.

En Osyley.com tienes la oportunidad de conocer el universo del arte del maquillaje en todas sus dimensiones. Accede y conoce todos los detalles.

Related Posts