Polvo compacto y polvo suelto, principales diferencias

ÍNDICE

Polvo compacto

Uno de los elementos clave a la hora de realizar cualquier maquillaje es el polvo compacto o suelto, ya que este contribuye con el control del brillo en el rostro minimizando la grasa que se produce, especialmente en la zona T.

Una de las principales dudas a la hora de la utilización de este producto de belleza es como determinar cuál de estas dos opciones elegir, y cuál será el resultado final en el maquillaje dependiendo de esta elección.

Polvo suelto

Los polvos sueltos tienen la capacidad de ofrecer una mayor cobertura, la razón de que esto ocurra es que las partículas son mucho más pequeñas que las del polvo compacto, lo que hace que cuando se aplique en el rostro se obtenga un mejor acabado.

polvo-fijador-2

Para aplicar este tipo de producto es necesario recurrir al uso de brochas suaves y grandes, aunque algunas personas también lo aplican con esponjas de maquillaje.

Algunos de los beneficios del uso de los polvos sueltos, son los siguientes:

  • Tiene un efecto más natural y suave en comparación con el polvo compacto.
  • Permite sellar el maquillaje en el que previamente se aplicó una base.
  • Son ideales para aplicar en pieles grasas o mixtas.

Polvo compacto

Es aquel cuya presentación viene en un estuche, el cual puede ser usado con o sin la previa aplicación de una base de maquillaje, ya que tiene una textura mucho más gruesa que hace que la piel se vea más aterciopelada y pareja.

polvos-compactos-1024x682-1

Para aplicar este tipo de producto se utilizan esponjas maquilladoras. Una recomendación para el polvo compacto es que no se utilice sobre una base, ya que puede hacer que tu maquillaje luzca mucho más recargado; y, por ende, menos natural.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.