pexels-ธันยกร-ไกรสร-7980358

La pandemia del covid 19 trajo consigo el inevitable uso de la mascarilla para mantenernos protegidos del virus. Sin embargo, esta nueva norma trajo consigo un problema para nuestra piel, como es el caso de la irritación.

Las mascarillas comunes se encuentran elaboradas de materiales con bandas elásticas y poco transpirables. Para que este método de protección cumpla una función efectiva, debe estar ajustado al rostro, por lo que su uso de forma prolongada puede causar, enrojecimiento, irritación y magulladuras.

¿Cómo minimizar los inconvenientes en el rostro?

Para minimizar lo máximo posible los inconvenientes faciales que trae consigo el uso de la mascarilla, puedes tomar en consideración lo siguiente:

  • No te ajustes la mascarilla más de lo necesario.
  • Mantén cuidada tu piel.
  • Lávate la cara después del uso de la mascarilla, para evitar la obstrucción de poros y la aparición de granitos producto del calor y la humedad.
  • Usa un limpiador facial que contenga diferentes componentes hidratantes.

La hidratación

La mejor forma de combatir la irritación es manteniendo tu piel muy bien hidratada, recuerda que, bajo la mascarilla, la piel se vuelve mucho más áspera y tirante, producto de que no respira y se resiente.

Aunque-andemos-con-mascarilla-expresate-con-tu-mirada-Quien-dijo.jpg

Además, aunque pudieses pensar que el uso de la mascarilla protege a la piel bajo ella de los rayos del sol, la verdad es que no es así, así que no olvides utilizar una crema hidratante y un protector solar.

Maquillaje

Se recomienda no utilizar maquillaje bajo la mascarilla, pero si decides usarlo, porque te es inevitable salir sin él, lo ideal es que sea un maquillaje bastante natural, de esta manera tu piel tendrá más posibilidades de respirar.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.