Aplicar el iluminador de forma adecuada: Una tarea imprescindible

En el mercado existen muchos productos de maquillaje, pero al no saber usarlos de la manera correcta, el maquillaje podría desmejorar la apariencia de tu cara. El iluminador es un producto fundamental porque aporta luz al rostro. También, ayuda a conseguir un look natural y fresco

Dónde debes aplicar el iluminador para conseguir el mejor resultado

El iluminador aporta luz al rostro, pero no se puede aplicar de manera irresponsable. Es importante ponerlo solo en las zonas en las que se requiere enaltecer los puntos de luz naturales. Es parte del maquillaje durante el día, ya que, en las noches, por su función en el rostro, es contraproducente.

Las zonas del rostro donde aplicar el iluminador

  • A ambos lados de las sienes de manera delicada.
  • En lo alto del pómulo, justo encima del colorete.
  • En el tabique nasal.
  • En el arco de cupido (la zona central del borde de nuestro labio superior).

De forma opcional, puede aplicarlo en el lagrimal. Solo si te parece que deberías darle un poco de luz a tu mirada.

Los diferentes iluminadores según su textura

El primero es iluminador en polvo, el cual posee más pigmento. También lo puedes conseguir en formato crema, que tiene un efecto más delicado, pero de menor duración. Adicional a los dos anteriores, puedes optar por la versión líquida, la cual es un híbrido entre los dos anteriores.

El iluminador es de fácil aplicación y logra un efecto más evidente y duradero. Se aplica mediante una brocha pequeña, pero que no sea demasiado tupida para evitar el exceso de producto.

El iluminador en crema puedes emplearlo para conseguir un look más natural, pero son de menor duración. Son los indicados para el verano ya que, además de aportar luz a tu rostro, da un aspecto glowy que simula una hidratación perfecta.

En cambio, el iluminador de textura líquida, es más potente que el de textura crema, pero sin la duración que ofrece el iluminador en polvo. Este es el formato más difícil de aplicar debido a su secado ultra-rápido. Difuminarlo es difícil, requiere actuar rápido para evitar grumos y manchas. Se aplica con esponja o brocha sintética mediante rápidos toquecitos.

Si quieres saber mucho más sobre las técnicas y los trucos más imprescindibles del maquillaje, accede a la página Osyley.com. Aquí encontrarás toda la información que necesitas para convertirte en toda una profesional del área.

Related Posts