Datos básicos sobre el iluminador que todo amante del maquillaje debe conocer

Independientemente del iluminador que elijas, lo que importa es elegir un tono muy parecido al de tu piel. Si el tono elegido no es el correcto, la aplicación en el rostro solo hará resaltar las imperfecciones.

El momento adecuado para aplicar el iluminador es justo después de la base de maquillaje y siempre antes de los polvos compactos. En el caso de que uses polvo compacto. El iluminador es un producto cosmético que debe utilizarse con cuidado, ya que, si lo aplicas en exceso, podrías obtener u efecto contrario al que necesitas.

Lo que tienes que saber para evitar errores con el iluminador

Lo esencial es usar el tono correcto. La aplicación de un tono que no corresponda a tu color de piel puede evidenciar imperfecciones y arruinar el resto del maquillaje. En segundo lugar, luego que lograr el tono correcto, debes aplicarlo de manera adecuada. Si no sabes aplicarlo, la sugerencia es buscar asesoría de un experto en el área.

Por ejemplo, cuando uses iluminador en crema, utiliza los dedos. Esta técnica evita que el producto quede disparejo en tu cara. Además, si usas el producto tanto en crema como líquido, debes tener la paciencia de esperar que se seque para continuar.

Un error garrafal es aplicarlo en las zonas incorrectas. Puedes hacer que tu rostro se vea ancho o desproporcionado cuando no usar el iluminador en las zonas adecuadas. Recuerda que las referidas zonas, son: en ambos lados de las sienes, en lo alto del pómulo, en el tabique nasal y en la zona central del borde de nuestro labio superior.

Si quieres saber mucho más sobre las técnicas y los trucos más imprescindibles del maquillaje, accede a la página Osyley.com. Aquí encontrarás toda la información que necesitas para convertirte en toda una profesional del área.

Related Posts