Empezar a maquillarse ¿a qué edad y quién lo decide?

El impulso para empezar a maquillarse en las niñas y adolescentes está relacionado con la idea que tienen sobre las celebridades y a la publicidad. Pero esta es una decisión en la que tiene que haber una orientación pertinente de los padres. El maquillaje no hace a una persona igual a una celebridad, tampoco define la autoestima. Sin embargo, forma parte de una cultura que data desde hace mucho tiempo.

No existe una edad oficial para empezar a maquillarse. Generalmente, las chicas comienzan a maquillarse entre los 13 y 14 años. En esa etapa el cutis es realmente hermoso, aunque exista un número de jóvenes padeciendo los cambios hormonales y el acné.

Lo ideal es garantizar que «empezar a maquillarse» no signifique estropear el cutis. Es por eso, que los productos a utilizar deben aportar en el cuidado de la piel. Empezar a maquillarse con productos abrasivos y no adecuados, puede tener consecuencias a largo plazo, como la pérdida del colágeno de forma prematura.

¿A qué edad puede empezar a maquillarse?

Aunque el interés por el maquillaje suele presentarse a una edad temprana, tiende a aumentar en la escuela secundaria. Asimismo, las niñas suelen jugar a ser su personaje favorito, y otras a emular a personas mayores de su entorno más cercano.

«La primera regla general es hablar abiertamente sobre el maquillaje tan pronto como la niña exprese su interés», dice la pediatra Eva Kubiczek-Love, MD. «Como toda actividad nueva, a medida que los niños y niñas crecen, los padres deben instaurar perspectivas, establecer límites y comprender el impacto psicológico y de salud que estos permisos tienen en ellos».

Algunas recomendaciones especiales

Independientemente de cuándo permita a sus hijas utilizar productos de belleza y cosméticos para ocasiones especiales, para jugar o para su uso habitual, hay varias recomendaciones que se aplican. Estas recomendaciones son válidas para las pieles más jóvenes y en desarrollo.

Primero. Procure adquirir productos de maquillaje seguros, con el menor número de ingredientes y evite los que corrobore que son perjudiciales.

Segundo. Empiece con menos, poco a poco. En el caso de una preadolescente, lo aconsejable es empezar a maquillarse de forma sencilla, por ejemplo: con un brillo de labios. Al trascurrir el tiempo, se añaden otros elementos, como: una base de maquillaje en polvo u otros productos.

Una de las precauciones esenciales es revisar que los productos de maquillaje que le permitas, estén acordes con el tipo de piel que posee. La edad para empezar a maquillarse depende en gran medida de la participación de los padres. Sin embargo, es significativo reflexionar acerca de la importancia del cuidado del cutis desde temprana edad.

Related Posts