tono de piel

Las mejillas sonrojadas representan salud y belleza, y este lema no comenzó en este siglo.

De hecho, son muchísimos los años que esta práctica era utilizada con diferentes técnicas para darle color y vida a las mejillas, tanto en hombres como en mujeres.

En ese sentido, podemos decir que el rubor lo cambia todo en cómo nos vemos. Uno de sus mayores beneficios es que te ayuda a lucir una piel fresca, saludable y sobre todo radiante.

Otro de los mejores beneficios de aplicar rubor es que ayuda a definir el rostro.

Sin embargo, no cualquier rubor es adecuado para todas las pieles, no todos nos sonrojamos de la misma manera y de acuerdo a la figura de nuestro y nuestro color de piel debemos usar un tipo de rubor.

¿Cuál es el mejor rubor para tu tono de piel?

Pieles claras

Si eres de piel clara, tu mejor aliado son los tonos cálidos como melón, carmesí, terracota, melocotón. Con estos colores puedes conseguir que tu rostro se ilumine, conseguir un efecto romántico y rejuvenecedor, ya que los tonos de este tipo de piel no endurecen las facciones del rostro.

La piel clara puede encontrarse en 2 tonos: la rosada y la blanca amarilla.

Si tu piel es blanca con tonalidad rosada, el blush que mejor se ajusta a ti son los de tonos anaranjados, ya que te harán lucir fresca y juvenil. Pero, además si eres de esas personas que al estar expuesta al sol se broncea fácilmente y le salen pecas, o si tu piel es de porcelana, ten en cuenta que las tonalidades claras son las mejores para ti.

Ahora bien, si por el contrario tu piel es blanca amarilla el tipo de rubor para ti son los de colores rosados, porque le darán un efecto de frescura a la cara. Si te maquillas con tonos muy suaves, el blush no cumplirá su función de contrastar los colores en tu rostro.

Piel media

Si tu piel es de un tono medio, el color durazno es perfecto para ti. Incluso el tono coral puede ayudarte mucho a resaltar tus facciones, sobre todo el brillo natural que ya tiene tu rostro.

La única recomendación es que no apliques demasiado, que no quede ni pálido ni exagerado.

Piel morena

La piel morena es una de las mejores para los tonos fuertes, de hecho les queda perfecto los tonos rosa oscuro, coral, rojo, bronce y marrón.

Si eres mucho más atrevida, el tono fucsia destacará la forma de rostro y además iluminará automáticamente las facciones de tu cara.

Piel oscura

Si eres de piel más oscura, los rubores con todos naranjas y cobrizos te irán de maravilla.

También puedes utilizar los tonos bronce o cobre para resaltar tu belleza natural e iluminar mucho más tu rostro y destacar tus facciones.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.