Hacer contouring según la forma del rostro ¿Es posible?

Las distintas formas del rostro necesitan un contouring diferente. Algunos necesitan más iluminación y otros más contorneado para ayudar a crear la forma que se busca. El contouring es una técnica que sigue siendo un misterio para los novatos en belleza. Sin embargo, constituye el método de mayor eficacia a la hora de sacarle provecho al maquillaje.

Cómo hacer contouring guiándote por la forma de tu rostro

Para determinar la forma de la cara, existen cuatro categorías: cuadrada, redonda, diamante, y ovalada. En cada caso, la técnica del contorno se aplica con el propósito de realzar los rasgos que ya tienes, minimizar los que quieras disminuir y producir un acabado natural.

Si tu cara es redonda

El contouring empieza a aplicarse desde las sienes. Seguidamente, se recorre desde allí hasta los huecos de las mejillas, justo debajo de los pómulos. Asimismo, el paso siguiente es volver a salir hacia el borde del rostro y bajar de nuevo hasta la línea de la mandíbula. Al juntar estos dos pasos, deberían combinarse para hacer un pequeño movimiento en forma de tres.

El contouring en el rostro cuadrado

En este tipo de rostro hay que identificar el hueso de las mejillas. Una vez que encuentres esa línea, se procede a aplicar ligeramente el contorno en ambos lados del rostro. Baja hasta la línea de la mandíbula y aplica el contorno desde detrás de la oreja hasta el borde de la misma. Termina aplicando ligeramente el contorno a lo largo de la línea del cabello.

Rostro con forma diamante

Este tipo de rostros no requieren tanto contouring. Dado que tienes unos pómulos llamativos y una mandíbula afilada, el objetivo será centrarte menos en el contorno y más en resaltar. Resalta los pómulos, la barbilla y la zona de la frente y añade bronceador, de manera sutil, debajo de los pómulos.

El contouring en el rostro ovalado

Los rostros alargados, oblongos, ovalados y rectangulares son más largos que su anchura. En estos casos, pasa el lápiz de contorno por debajo de los pómulos y por los bordes exteriores de la frente. Utiliza el iluminador en los puntos más altos como los pómulos, el hueso de la ceja, el puente de la nariz y la barbilla. Difumina y estarás lista.

Entérate de todas las novedades de la industria del maquillaje, consejos y técnicas en Osyley.com.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.