Conoce los beneficios de la vitamina C en tu piel

ÍNDICE

vitamina c

Para que tu maquillaje luzca mejor, es importante tener una piel sana. Este artículo está dedicado precisamente a comenzar a tener un cutir mucho más limpio e hidratado para lograr mejores resultados al maquillarnos.

La vitamina C es imprescindible para nuestro organismo porque además de sintetizar colágeno tiene poder hidratante, efecto antiinflamatorio y ayuda al sistema inmunológico.

El organismo no sintetiza ni la almacena. Es decir, que la vitamina C que ingerimos permanece por poco tiempo en nuestro cuerpo y llega muy poco a los órganos. Además, nuestro cuerpo solo absorbe lo que necesita en ese momento y elimina el resto.

¿Por qué es recomendable utilizar vitamina C?

¿Sabías que actualmente nuestro estilo de vida en influye en nuestra salud?

Por eso es tan importante la vitamina C en nuestro cuerpo y piel.
La comida actual es muy pobre en vitamina C y la piel necesita grandes cantidades de esta vitamina (40 veces más que de vitamina E y 2000 más que retinol).

La vitamina C es fundamental para el desarrollo y reparación de tejidos, en concreto la vitamina C en el rostro por sus propiedades bloquea el daño causado por los radicales libres responsables del proceso de envejecimiento.

6 efectos de la vitamina C sobre tu rostro

  • Aporta luminosidad, ya que suprime la síntesis de la melanina.
  • Es despigmentante. Sin sol, la vitamina C reduce la melanina (pigmento encargado de colorear la piel), bajo la exposición solar regula su producción.
  • Es antioxidante, ya que disminuye el daño producido por la radiación solar, frenando la formación de radicales libres que son los causantes del proceso de envejecimiento.
  • Anti edad, por su capacidad de promover la síntesis de colágeno y ácido hialurónico.
  • Regula el exceso de sebo, principalmente localizado en frente y nariz.
  • Potencia la regeneración celular consiguiendo unificar el tono de tu piel.

Cómo aplicar vitamina c en el rostro

La vitamina C se puede aplicar todos los días del año, incluyendo el verano, siempre complementando su aplicación con un producto con factor de protección solar.

Puedes aplicarla preferiblemente en las mañanas ligeros toques sobre el rostro limpio y seco. También se puede utilizar aplicándolo antes del tratamiento habitual o añadiendo unas gotitas en tu crema hidratante facial.

Gracias a su textura fluida se necesita muy poca cantidad y penetra hasta la dermis disminuyendo la profundidad de las arrugas y las líneas de expresión.

Related Posts