Cómo la forma del rostro te condiciona para aplicar el colorete

Para aplicar el colorete en el rostro, existen ciertas reglas que hay que seguir. Ya que trabajar con la forma de tu rostro puede garantizar un rubor de aspecto más natural. Resulta que el contorno del rostro también es una guía para la aplicación del relleno de las cejas y la aplicación del maquillaje, en general.

Cómo la forma del rostro te condiciona para aplicar el colorete

Si tienes la forma del rostro redondo como Mindy Kaling, aplicar el colorete no podría ser más sencillo. Lo que tienes que hacer es colocar el colorete un poco más abajo de las manzanas de las mejillas, extendiéndolo hacia atrás hasta la línea del cabello. Esta técnica proporciona un efecto de «elevación» que queda muy bien en los rostros con forma esférica.

Si tienes un rostro cuadrado el objetivo es añadir algo de suavidad a la fuerte línea natural de la mandíbula. Concentrándose en las manzanas de las mejillas, pero manteniéndose cerca de la nariz. Extendiendo ligeramente el pigmento hacia la línea del cabello. Así las mejillas parecerán bien redondeadas pero esculpidas. También, puedes aplicar el colorete llevando el color hasta la punta de las cejas, lo que ayuda a suavizar ligeramente las líneas del rostro.

Respecto al rostro de forma ovalada y rectangular curvado como Rihanna y Angelina Jolie, se recomienda aplicar el colorete empezando en el centro de la mejilla, extendiendo el color en un ángulo ascendente hacia los lóbulos de las orejas. Las personas con rostros ovalados tienden a estar más guapas cuando se resalta el perímetro exterior para fingir un poco más de anchura en el centro de la cara.

Para los rostros con forma de corazón, la clave es acentuar los pómulos naturalmente altos extendiéndolos aún más. Para ello, sugiere empezar en la parte baja de las manzanas de las mejillas y aplicar el colorete en un semicírculo hacia la línea del cabello hasta las sienes.

En este tipo de rostro, hay que asegurarse de que la mayor parte del producto se concentre en las mejillas. También, aplicar el colorete en forma de «C» es una técnica sencilla e infalible que queda muy bien en los rostros con forma de corazón.

Cómo elegir el color del colorete

Si buscas un aspecto natural, debes elegir un tono que se acerque al que tienes cuando te sonrojas. Para los cutis más profundos, un tono ciruela es hermoso. Si tienes un subtono azul, opta por tonos ciruela suaves y si tienes subtonos rosados, opta por los melocotones.

Asimismo, si tienes un subtono oliva cálido/dorado, utiliza un colorete melocotón bronce y evita el rosa. Por el contrario, para las pieles claras, los rosas de tonos fríos suelen quedar mejor. Pero, si te cuesta encontrar el tono perfecto, elige un color universal que va con casi todas las pieles, que es un rosa melocotón (neutro).

Related Posts

Los comentarios están cerrados.