Aceites faciales ¿Cuál utilizar según tu tipo de piel?

Si la idea de aplicar aceites faciales te recuerdan malas experiencias, debo decirte que leer este artículo te hará cambiar de opinión. Es importante darse cuenta de que no todos los aceites faciales son iguales, así como todos los tipos de piel, por lo que hay que saber elegir sabiamente.

Cuando los aceites están hechos de extractos naturales que combinan ciencia y tecnología, y son fabricados con altos estándares de calidad, son excelentes para agregar a su rutina de cuidado de la piel. A menudo, las personas se preguntan en qué etapa del procedimiento se aplica el aceite en la cara. Sin embargo, esto depende de su tipo de piel y sus necesidades.

En k-beauty (productos de belleza coreanos), el aceite es parte de las capas de cuidado de la piel y se usa al final del procedimiento para retener la humedad. A continuación, Osyley.com te comparte varios aceites faciales dependiendo del tipo de piel que puedes usar. Ten en cuenta que antes de agregar este producto a tu rutina, debes consultar con un esteticista.

Qué aceites faciales son recomendables según tu tipo de piel

Para pieles normales

El aceite de argán, el escualeno (escualeno) y el retinol se recomiendan para pieles normales. Estos aceites faciales son nutritivos y calmantes. Contiene vitamina E y es un poderoso antioxidante que puede prevenir los brotes, las arrugas y otros tipos de daños en la piel.

Piel seca

En general, si este es tu caso, debes buscar aceites faciales con alto contenido de ácido oleico (omega-9) para ayudar a hidratar, humectar y reducir la irritación causada por la sequedad. El aceite facial de marula contiene ácidos grasos omega que ayudan a restaurar la piel seca.

El aceite de aguacate contiene nutrientes beneficiosos como vitamina E, lecitina y potasio que ayudan a nutrir e hidratar la piel seca.

Piel grasa, mixta y acneica

Te alegrará saber que puedes ayudar a controlar el exceso de producción de sebo y hacer que tu piel sea menos grasa. La hidratación es un principio químico muy importante, porque muchas veces la piel grasa no está lo suficientemente hidratada, y esto hace que se envíe un mensaje equivocado a las glándulas sebáceas para que segreguen sebo.

Uno de los aceites faciales útiles para hidratar la piel grasa es la menta. En su composición, la menta es un ingrediente que se utiliza en los aceites faciales para regular la producción de sebo en la piel. Este poderoso ingrediente evita que los poros se obstruyan.

El aceite de semilla de uva es un astringente natural que elimina el exceso de sebo de la cara y puede encoger los poros y hacer que la piel luzca opaca.

Asimismo, el aceite de árbol de té es un excelente remedio para las personas con piel grasa, debido a sus propiedades antifúngicas y antibacterianas. También, puede ayudar a estabilizar las glándulas sebáceas al penetrar profundamente en la piel y abrir los poros.

Related Posts