Maquillaje

Escape the corset ¿Sabes en que consiste?

Escape the corset

Escape the corset se trata de un movimiento feminista en Corea del Sur que están rechazando los estándares de belleza.

Bae Eun-jeong

Como muchas mujeres en Corea del Sur, Bae Eun-jeong nunca salió de la casa sin maquillaje. Ella odiaba su rostro natural.

El régimen de belleza de Bae habitualmente demoraba dos horas, hasta el punto de que se daba menos tiempo para dormir y comer, para poder preparar todo antes de ir a la escuela. Incluso un simple viaje al supermercado por su casa tomó mucha preparación.”Si salía sin maquillaje, no tenía mucha confianza. Me sentí avergonzado de que alguien me mirara. Odiaba mi cara”, dijo la joven de 21 años. “Incluso si solo estuviera fuera por una hora, me pondría el maquillaje primero”.

Bae es más conocida como Lina Bae, una estrella de YouTube que solía dar tutoriales de belleza a los espectadores sobre el maquillaje de bronceperfecto para el verano o los ojos verdes ahumados .

A principios de este año, mientras buscaba comentarios en sus videos, vio a jóvenes fanáticos que expresaban que se sentían “avergonzados de salir con la cara descubierta”.”(Las chicas) a mi alrededor usan maquillaje”, un comentarista escribió: “No quiero, pero siento que debería”. Otro dijo: “No tengo mucha confianza en cómo me veo, ¿cómo puedo obtener más confianza?”

Bae se sorprendió al ver a chicas de tan solo 13 años preocupándose por su apariencia. Los comentarios la hicieron cuestionar sus responsabilidades sociales.

Maquillaje 3D y máscaras de máquinas: ¿Es este el futuro de la belleza?En respuesta, publicó un video titulado “No soy bonita”, en el que se aplicó y se quitó el maquillaje mientras compartía los comentarios de odio que había recibido en el pasado, como “Un cerdo lleva maquillaje” o “Si tuviera su cara. Me suicidaría “. Al final del video, sonríe y le dice a los espectadores “está bien no ser bonita”.

Yim Ji

Igualmente la estudiante surcoreana Yim Ji-su solía sacrificar hasta dos horas de sueño cada mañana por su laboriosa rutina de maquillaje, desde aplicar la base y el corrector hasta acicalarse el cabello y los hombros.

Pero hace unos seis meses, se unió a un creciente grupo de mujeres jóvenes que han abandonado el maquillaje y se han cortado el cabello para rebelarse contra los viejos ideales de belleza que dicen haber sido sometidas en una Corea del Sur dominada por hombres.

El fenómeno ha provocado un debate en la nación obsesionada por la belleza, y las marcas están reconsiderando sus estrategias de marketing para atender al creciente movimiento.

“No somos muñecas, somos seres humanos”, explica Yim, estudiante de tercer año de Literatura coreana a la Fundación Thomson Reuters desde la capital, Seúl. Ella va con la cara lavada y el pelo rapado.

Sobre el autor

Maquillista, escritora, influenster, vlogger y activista basada en Los Angeles, California. Columnista de belleza para los periódicos La Opinión de Los Angeles y el Diario de New York. Editor-in-chief of Osyley.com, Founder of Makeup Foundation and President of Latino MUA.