Fitness

El ejercicio perfecto para el abdomen plano

Un ejercicio que puedes hacer todos los días para marcar abdomen pero también para mejorar otros aspectos de tu cuerpo, es la plancha.

La plancha es de los mejores ejercicios y lo mejor es que nunca pasará de moda, trabajas muchas partes del cuerpo y además no te quita mucho tiempo. De entrada, sentirás cambios en bíceps, cuello (postura) y hombros. pero también:

Tendrás menos lesiones en espalda y columna: Evitas hacer presión sobre la columna y caderas, disminuirá el dolor de espalda y fortalecerás los músculos para tener soporte firme en la espalda.

Mejor definición muscular y rendimiento: esta posición pone a trabajar los músculos del abdomen y otros centrales del cuerpo, hasta los glúteos.

Mejorarás tu equilibrio. Necesitas los músculos del abdomen fuertes para poder soportarnos en un pie, para este punto en específico puedes hacer la plancha lateral.

¿Cuáles son algunos de los beneficios que puede esperar al integrar este ejercicio a su rutina regular?

  1. Vientre tonificado
  2. Reducen el dolor de espalda
  3. Flexibilidad
  4. Mejoran su Estado de Ánimo
  5. Mejoran su Equilibrio y Postura

Variaciones de la Plancha

Se puede realizar la plancha en muchas direcciones diferentes: frontales, laterales e invertidas – cada dirección trabaja diferentes grupos de músculos, para tonificar y fortalecer todas las partes.

La plancha frontal

Involucra las siguientes áreas superiores e inferiores del cuerpo: abdominales, espalda baja, pecho, hombros, trapecio superior, cuello, bíceps, tríceps, glúteos, muslos y pantorrillas.

La plancha lateral

Es particularmente efectiva para entrenar los oblicuos, lo que ayuda bastante a estabilizar la espina dorsal, mientras que la plancha invertida lleva el enfoque a los glúteos, músculos isquiotibiales, abdomen y espalda baja.

Para realizar la plancha lateral, comience descansando sobre su lado derecho, con las piernas estiradas. Luego, elévese sobre su antebrazo derecho; el cuerpo debe estar en una línea diagonal recta de su cabeza a los dedos de sus pies.

La cadera y rodillas deben estar separadas del suelo. Puede descansar su mano izquierda sobre el suelo frente a usted como apoyo, sobre su cadera o detrás de su cabeza. Flexione su abdomen y mantenga la postura durante un minuto.

La plancha invertida

Comience sentado sobre el suelo con las piernas estiradas frente a usted. Coloque las palmas sobre el suelo, debajo de sus hombros, contraiga los glúteos y muslos y, luego, empuje su cuerpo hacia arriba en posición de plancha invertida.

De forma alternativa, puede comenzar colocando los codos, en vez de las manos, sobre el suelo, para una elevación menos dramática. De nuevo, mantenga el cuerpo en una línea diagonal recta, desde los hombros, hasta los talones, asegurándose de que su cadera está alineada.

Animate!!!! Amiga si no haces ejercicio, empieza por este!!!