pexels-tijana-drndarski-4294734

El aceite de coco se ha vuelto un producto popular para mantener un cabello saludable, razón por la cual ha pasado a ser una de las principales tendencias de la belleza, esto se debe a que cuenta con una gran cantidad de propiedades que lo convierten en el mejor aliado del cabello.

Pero como todos los productos, es necesario que lo utilices de forma adecuada, para que de esta manera puedas hacer uso de cada uno de sus beneficios de la mejor forma.

El aceite de coco nutre tu cabello

Una de las mayores ventajas del aceite de coco es que es capaz de nutrir profundamente el cabello, generando un efecto reparador y revitalizador en todo el cabello. Por tal motivo, se aconseja su uso cuando tienes problemas de resequedad, no solo en el cabello sino también en el cuero cabelludo.

aceite-de-coco-PORTADA

Para lograr una buena aplicación en este tipo de casos se aconseja aplicar una gota del mismo sobre el cabello antes de dormir, de esta manera el aceite reposará sobre tu melena toda la noche y te sorprenderá con el increíble resultado.

Detiene la caída del cabello

La caída del cabello es un problema muy común, en donde se recomienda realizar un masaje con aceite de coco de forma directa sobre el cuero cabelludo, de esta manera se fortalecerá el mismo desde su raíz.

Caida-cabello-por

Recuerda que no necesitas usar mucho producto, lo ideal es ir aplicando de poco a poco para de esta manera irlo integrando en el cabello.

Crecimiento del cabello

El aceite de coco es un enorme acelerador del crecimiento del cabello, pero se recomienda usarlo combinando con vitamina E.

Para ello, te recomiendo que uses una cápsula de vitamina E y la combines en caliente con unas gotas de aceite de oliva, luego aplica la mezcla con unos suaves masajes sobre todo el cuero cabelludo, cubre tu cabeza con un gorro y deja que la mezcla actué durante toda la noche.

Lucir un cabello súper liso

Aplica esta mascarilla dos veces por semana y verás el increíble resultado.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.