¡Comparte!

¿Tienes un labial que compraste y se te ha partido? Te doy una buena noticia: puedes reparar tu labial roto con poco trabajo. Así que no te preocupes porque ya no tienes que botar tu labial favorito.

Tu labial roto se puede volver a pegar a la base de manera muy rápida y sin muchos materiales.

Materiales que necesitas para reparar tu labial roto:

  • Un labial roto.
  • Un secador, una vela prendida o un fósforo prendido.
  • Un refrigerador.
  • Palillos de dientes.
  • Toallas de papel.
  • Guantes.

Procedimiento para reparar tu labial muy rápido:

  1. Prepara un espacio donde trabajar. Que todo esté bien limpio para evitar que el lápiz labial que está roto se contamine o se llene de partículas molestas. Puedes colocar las tollas de papel en la superficie o cualquier otra cosa que tengas a la mano.
  2. Ponte tus guantes, con ellos evitarás que se resbale el labial.
  3. Remueve la pieza rota si no se ha caído completamente del labial.
  4. Para la base del lápiz en la mesa y sube completamente hasta que se vea el plástico donde va el labial.
  5. Toma la fuente de calor que vas a usar y calienta la superficie de lo que queda del labial para que se derrita. Hay que tener cuidado y no aplicar el calor de forma directa porque podría derretir el plástico alrededor o quemar el labial incluso.
  6. Toma el trozo roto y pega a la base que está derretida.
  7. Sella los lados con un palillo de dientes y pasa los dedos suavemente para que se pegue y quede como una sola pieza. Se debería ver como si nunca nada hubiese pasado.
  8. Baja toda la base del labial y mete en el refrigerador por al menos una hora o hasta que esté bien pegado y frío. Si nos pasamos no pasa nada, es importante que esté bien frío. Podrás usarlo nuevamente cuando llegue a temperatura ambiente.

¡Y listo! ¡Como nuevo!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.