Cabello

4 razones por las cuales se te cae el cabello

Los procesos biológicos que se encargan del crecimiento del cabello se equilibran de forma natural, pues, el cuerpo tiene sus mecanismos de autoregulación. Este trabajo consiste en que mientras algunos cabellos se caen, otros crecen, y así continuamente.

Se trata de un ciclo normal y sano que refleja las diferentes fases de crecimiento del cabello. Pero cuando esta sistemática autoregulación se ve perturbada, la caída del cabello puede acelerarse.  Cuales son estas perturbaciones, te describimos 4 de ellas.

1. Por una disfunción del sistema inmunitario

Puede ocurrir que tras haber padecido una gripe la caída del cabello se produzca como consecuencia tardía de la infección. Este fenómeno se para al cabo de unos 3 meses, cuando las raíces dañadas se regeneran.

2. Debido a la carencia de vitaminas

Una carencia de vitaminas o un régimen demasiado intenso puede provocar la caída temporal del cabello, porque para que el cabello crezca, necesitas una alimentación equilibrada y rica en vitaminas. Para evitarlo, sigue una dieta equilibrada a base de frutas, legumbres, proteínas, productos lácteos, cereales, nueces y aceites de calidad superior. O puedes optar por tomar complejos alimenticios especiales para el cabello que contengan biotina, niacina, zinc y vitaminas B6, B12, A y E.

Estos también te ayudarán, si tienes el pelo fino, a darle más fuerza.

3. Exceso de manipulación capilar

Someter el cabello a demasiados tratamientos agresivos puede debilitarlo y apagarlo. Las decoloraciones, los cambios frecuentes de color, las permanentes o el uso regular de planchas de pelo no provocan directamente la caída del cabello en mujeres, pero pueden dañarlo y hacer que el pelo se parta a la altura de la raíz.

Solo los «accidentes químicos» pueden provocar directamente la caída del cabello en mujeres. Esto sucede cuando no respetamos los tiempos de exposición de las decoloraciones y las permanentes. Tras una situación así, no hay más remedio que esperar un tiempo a que el cuero cabelludo se recupere. Hay que utilizar poca cantidad de champú y aplicarlo con delicadeza. Si es posible hay que evitar teñir el cabello y las coloraciones tono sobre tono durante un tiempo.

4. Por motivos de origen hormonal

El estrógeno (hormona sexual femenina) es el origen de una bonita y densa melena. Por este motivo, muchas mujeres tienen especialmente bonito el cabello durante el embarazo. Sin embargo, las hormonas masculinas (andrógenas), igualmente presentes en el organismo femenino pero en menor cantidad, no favorecen el crecimiento del cabello.

Tanto entre los hombres como entre las mujeres, el estrés aumenta la secreción de hormonas andrógenas, lo que puede alterar el equilibrio hormonal y provocar la caída del cabello por estrés.

En los casos más serios, los dermatólogos pueden recetar antiandrógenos. Pero en la mayoría de los casos, basta con llevar una vida menos agitada y relajarse más a menudo. Este desequilibrio también puede estar motivado por la disfunción de la glándula tiroides. Para verificarlo, tu médico puede realizarte un análisis de sangre o un chequeo hormonal.